Cochinillo al horno

Deliciosas recetas de cochinillo asado

Cochinillo al horno estilo segoviano

El cochinillo al horno es una de las elaboraciones gastronómicas más conocidas de España y como muchas de las preparaciones que podemos encontrar en nuestro recetario es un plato muy sencillo de hacer y el resultado es espectacular, por lo que si algún día quieres sorprender a los tuyos con una comida especial, no puedes dejar de prepararles este delicioso plato.

Para su elaboración necesitarás tan solo cuatro ingredientes, así de sencillo:

Cochinillo al horno estilo segoviano
  • 1 cochinillo de 4 o 5 kilos de peso.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Agua.
  • Sal.

Modo de elaboración

Para preparar este plato comenzaremos precalentando el horno a unos 160/200 grados y limpiaremos bien el cochinillo, aunque lo hayan eviscerado en la carnicería, pero debemos revisarlo por si acaso. Lavarlo con agua y después secarlo bien con un paño limpio de algodón que no deje pelusilla.

Verteremos medio litro de agua en la fuente de barro donde vayamos a preparar el cochinillo. Lo sazonaremos bien, pondremos una rejilla sobre la fuente y encima el cochinillo y lo meteremos todo al horno.

Tras una hora seguramente se habrá evaporado el agua, por lo que debemos poner más agua y meter en el horno de nuevo hasta que esté dorado.

En ese momento sacaremos el cochinillo y le daremos la vuelta, pero antes le picaremos la piel con un tenedor o le haremos incisiones longitudinales de 1 cm de profundidad, le damos una pincelada de aceite de oliva a todo el cochinillo y volveremos a meterlo al horno durante hora y media o dos horas aproximadamente.

Cuando quede media hora, procuraremos controlar el cochinillo para evitar que se haga demasiado. Todo depende de cada horno, lo que puede hacer que la piel se queme y no sepa como queramos.

La piel debe estar dorada y crujiente, esa es la señal que nos revelará que el cochinillo ya está listo para cortar, emplatar y servir a los comensales.

Se puede acompañar de unas patatas fritas panadera y una buena ensalada mixta. Seguro que no podrás resistirte a probar solo un poco.

Consejos

Uno de los secretos del cochinillo al horno es que éste no debe estar en contacto con el fondo de la fuente que se utilice para asarlo. Originalmente el cochinillo descansaba en el horno sobre una cama de hojas de laurel y la finalidad era protegerla piel del animal, aunque se pueden colocar tablas o mismamente una rejilla especial para asados al horno.