Cochinillo al horno

Deliciosas recetas de cochinillo asado

Cochinillo al horno para Navidad

Más que hacer un plato, asar un cochinillo al horno es un evento. Tanto si se hace en un horno de leña o en uno convencional, el cochinillo tiene una carne que queda bien en cualquier sitio.

Pero para que quede perfecto, lo mejor es tenerlo en salmuera antes de asarlo. Es muy fácil de hacer, pero vas a necesitar espacio suficiente en el frigorífico para meterlo.

Cochinillo al horno para Navidad

Encarga un cochinillo a tu carnicero. Esta receta es para una pieza de 6 a 10 kilos, pero en la mayoría de los hornos convencionales no caben cochinillos de más de 9 kilos.

INGREDIENTES PARA 5 PERSONAS

  • 1 cochinillo de 6-9 kilos entero
  • 14 litros de agua
  • 6 y 1/2 tazas de sal
  • 4 y 1/2 tazas de azúcar
  • 120 ml de aceite de oliva

PROCEDIMIENTO

  1. Hay que lavar el cerdo muy bien, porque hay mucha carne. Se lava con agua fría y se mete en una bolsa grande de 120 litros (puede ser una bolsa de basura).
  2. Se vierte el agua, la sal y el azúcar con cuidado, para no pinchar la bolsa. Si es necesario, se puede meter dentro de otra bolsa para que resista más. Elimina el exceso de aire para que no se pinche y se ata firmemente.
  3. Se coloca encima de un recipiente en el frigorífico, y se deja de 12 a 24 horas, dándole la vuelta de vez en cuando.
  4. Después de ese tiempo, se calienta el horno a 120 ºC y se coloca la bandeja con la rejilla en la mitad inferior del horno. Se saca el cerdo de la salmuera y se seca con papel de cocina.
  5. Se coloca el cochinillo tumbado con las patas traseras metidas por debajo y apuntando hacia delante, y las patas delanteras metidas por debajo y hacia los lados. Puede que necesites añadir unas bolas de papel de aluminio para que el cerdo esté sentado correctamente.
  6. Se apuntala la cabeza con una bola de papel de aluminio o la típica manzana, para mantener la espalda alineada. Cúbrelo con papel de aluminio y mételo en el horno durante 2,5-3 horas aproximadamente. Se quita el papel y se vierte un poco de aceite. A continuación, se aumenta la temperatura del horno a 200 ºC.
  7. Cada 15 minutos se baña con el aceite y se gira, hasta que alcance una temperatura interna de 80ºC. Se toma la temperatura interna del cerdo introduciendo un termómetro en el muslo (pero sin tocar el hueso). Que continúe así durante 1 hora más y se tapan las orejas y el hocico si se ponen muy marrones.
  8. Se saca del horno y se deja reposar durante 20 minutos antes de trocearlo. Todo el mundo quedará encantado con el resultado.

Tienes más información sobre este tema en recetasescudella.com.