Cochinillo al horno

Deliciosas recetas de cochinillo asado

Lacado con miel

Esta es una receta para lucirse cuando se tienen invitados o vienen los suegros a casa. Es muy sencilla de preparar, y sólo tienes que calcular el tiempo que va a estar cocinándose. El lacado es una capa crujiente que se forma sobre la piel del animal después de untarlo varias veces con la mezcla de miel, y queda perfecta con las carnes al horno.

Para hacerlo más completo y sabroso todavía, añádele una cucharada de tahini para acompañar.

Lacado con miel

Así lo tienes que hacer:

INGREDIENTES

  • 1 cochinillo de 4-5 kilos partido a la mitad
  • Sal y pimienta negra, al gusto
  • 200 gr de miel
  • 50 gr de ketchup
  • 750 ml de vinagre de manzana
  • 1/2 cucharadita de curry en polvo
  • 4 dientes de ajo
  • 2 hojas de laurel
  • 1 cucharada de tomillo

METODOLOGÍA

  1. Precalentamos el horno a 160ºC. Necesitamos una bandeja para horno o una fuente muy grande que quepa en el horno.
  2. Lavamos bien el cochinillo y lo secamos con papel de cocina. Espolvoreamos por encima sal y pimienta, tanto por un lado, como por el otro. Colocamos el cochinillo en una fuente con el lado del vientre hacia arriba. Es mejor que la carne no toque directamente la fuente, para que el calor fluya por debajo también, así que lo ponemos sobre una rejilla encima de la fuente o la bandeja.
  3. Sobre la bandeja ponemos los ajos, el laurel y el tomillo. vertemos también 3 vasos de agua.
  4. Cubrimos la cola y las orejas con pequeños trozos de papel de aluminio para evitar que se quemen. Introducimos el cerdo en el horno durante 1 hora y media.
  5. Después de ese tiempo, comprobamos como va la cocción del cochinillo. Por la parte de arriba tiene que estar dorado y con la piel crujiente. Le damos la vuelta y añadimos más agua si vemos que se ha evaporado la que había. Volvemos a introducir el cerdo en el horno.
  6. Mezclamos el vinagre, la miel, el ketchup y el curry en polvo en un recipiente. Con ayuda de un pincel de repostería, vamos untando esta mezcla por toda la piel del cochinillo.
  7. Pasados 15 minutos, volvemos a untarle otra capa. Y así, cada 15 minutos le untamos, hasta que llegue a 1 hora.
  8. Al cabo de la hora veremos que la piel del cerdo tiene una capa oscura y crujiente, el lacado de miel. Le retiramos los papeles de aluminio de la oreja y el rabo y volvemos a pincelar con la salsa de miel. Que se cocine durante 15 minutos más.
  9. Sacamos el cochinillo del horno y dejamos que enfríe durante 10 minutos antes de cortarlo en trozos.