Cochinillo al horno

Deliciosas recetas de cochinillo asado

Cochinillo asado al horno con salsa de manzana

El cochinillo tiene muchas formas de elaboración diferentes y en esta ocasión queremos compartir contigo una receta que te encantará, un delicioso cochinillo al horno al que acompañaremos con una deliciosa salsa de manzana perfumada, con lo que sorprenderás a todos tus comensales.

Para su elaboración necesitarás:

Cochinillo asado al horno con salsa de manzana
  • 4 kilos de cochinillo (entero o en piezas)
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Varias ramitas de romero

Para la salsa:

  • 6 manzanas peladas, sin corazón y cortadas gruesas.
  • 70 gramos de mantequilla.
  • 110 gramos de azúcar blanquilla.
  • 1/4 cucharadita de canela en polvo.
  • 1/4 cucharadita de clavo de olor molido.
  • 2 cucharadas soperas de vermut blanco.

Modo de elaboración

Comenzaremos precalentando el horno a 120 grados y colocaremos el cochinillo, con la piel hacia arriba sobre una rejilla y ésta sobre una bandeja de horno grande o mejor aún una fuente de barro.

En la fuente echaremos un poco de agua y sobre la carne echaremos aceite, cubriendo después la piel con bastante sal, frotándola bien y la dejaremos durante unos 15 minutos hasta que la piel esté un poco blanda.

Pondremos el cochinillo sobre la fuente y la rejilla durante unos 30 minutos y después aumentaremos la temperatura a 160 grados, dejándolo asar durante una hora y media aproximadamente.

Después bajaremos la temperatura a 120 grados y dejaremos abierta la puerta del horno durante unos minutos para ayudar al descenso de la temperatura.

Cerraremos de nuevo el horno y asaremos durante otros 40 minutos o hasta que la carne se despegue fácilmente del hueso.

Mientras tanto podemos preparar la salsa. Derretiremos la mantequilla en una cazuela a fuego medio, añadiremos las manzanas ya cortadas, pondremos la tapa y cocinaremos, moviéndolas de vez en cuando hasta que las manzanas comiencen a ablandarse.

En ese momento añadiremos el resto de ingredientes y removeremos hasta que al azúcar se disuelva. Bajaremos el fuego, taparemos y dejaremos que cocine de nuevo, removiendo ocasionalmente durante unos 10 minutos hasta que las manzanas estén muy blandas.

Sacaremos el cochinillo del horno y subiremos la temperatura hasta 230 grados. Mientras llega a esa temperatura lo cubriremos con papel de aluminio y dejaremos reposar durante unos minutos, después quitaremos el papel de aluminio y con un paño limpio y seco retiraremos toda la sal.

Volveremos a poner la carne en la rejilla y lo meteremos al horno otra media hora hasta que la piel esté completamente crujiente. Sacaremos, cortaremos el cochinillo y serviremos en cada plato, pondremos el romero por encima y acompañaremos con la salsa de manzana perfumada al lado.

Consejos

Las manzanas deben ser unas que tengan consistencia, como por ejemplo la Granny Smith y en cuanto al vermut podemos elegir entre muchas marcas, aunque siempre es mejor elegir una conocida para que dé mejor sabor.